TITULO

sexoemptyyemptysexologia

viernes, 8 de octubre de 2010

VIDEOS

video
 habla de algunas características del sexo y los problemas que podríamos obtener  por este.

ORGASMOS EN LA PAREJA

video
Este video vemos claramente como podemos llegar al punto de tener un orgasmo cuando estamos teniendo nuestra relación sexual.

EXCITACIÓN EN LAS MUJERES

video
Este vídeo demuestra y explica las formas como una mujer llega dejarse llevar a la cama con facilidad,nos demuestra algunas formas o técnicas para la excitación en la mujer.

                                    
                                        
                                    

jueves, 7 de octubre de 2010

ANTECEDENTES HISTÓRICOS SOBRE LA SEXOLOGIA


En la antigua Grecia el médico Hipócrates y los filósofos Platón y Aristóteles investigaron y ofrecieron las primeras teorías acerca de la sexualidad, abordando temas temas como disfunciones, reproducción y contracepción, aborto y ética sexual.

Por su parte los médicos romanos Sorano y Galeno fomentaron el conocimiento sexual avanzado y sistematizado, incitando a su vez a eruditos islámicos a dedicar mucha atención a las preguntas sexuales. Los manuscritos islámicos, traducidos e introducidos en la Europa medieval, junto con las reediciones de los de los griegos y los romanos se conviertieron en los textos de referencia para las nuevas escuelas médicas de los siglos XVI, XVII y XVIII. Términos como las trompas de Falopio, folículos de Graaf y glándulas de Cowper son el producto de la investigación anatómica de esos siglos. El concepto de sexualidad aparece en el siglo decimonoveno surgido de las preocupaciones y debates sobre superpoblación, psicopatía sexual, degeneración y ética sexual. A través de la investigación biológica, médica, histórica, y antropológica de von Baer, Darwin, Mendel, Kaan, Morilla, Magnan, Charcot, Westphal, Burton, Morgan, Mantegazza, Westermarck, Krafft-Ebing, Schrenck-Notzing, y otros, las fundaciones de la investigación del sexo culminaron su madurez y modernización.

A finales del siglo diecinueve y principios del siglo veinte los trabajos de investigación de problemas sexuales de Havelock Ellis, Sigmund Freud, e Iwan Bloch establecieron las bases de la sexología moderna.

El verdadero padre de la sexología moderna fué el dermátologo berlinés Iwan Bloch (1872-1922), quien acuñó el nuevo término "Sexualwissenschaft" que primeramente fue traducido como "ciencia sexual" y posteriormente como sexología. Bloch era un hombre muy erudito, que hablaba varios idiomas y cuya biblioteca personal tenía más de 40.000 volúmenes. El su estudio "La vida sexual de nuestro tiempo, 1907) Bloch ofrece la siguiente declaración programática :

"El autor del presente trabajo está convencido que la pura consideración médica de la vida sexual, a pesar de que debe constituir siempre el núcleo de la ciencia sexual, es incapaz de dar una respuesta justa a las múltiples relaciones entre la sexualidad y los otros aspectos de la vida humana. Para hacer justicia al amor en la vida de las personas y de la sociedad y en relación con la evolución de la civilización humana esta particular rama del saber debe ser tratada como como una parte de la "ciencia general de la humanidad," que está constituída por una unión de el resto de las ciencias -- de la biología general, de la antropología y de la etnología, de la filosofía y de la psicología, de la historia de la literatura, y de la historia entera de la civilización".

En 1908, Magnus Hirschfeld lanza el ZEITSCHRIFT FUR SEXUALWISSENSCHAFT, la primera publicación especializada de sexología, en la que Sigmund Freud escribía el artículo "Hysterical Fantasy and Its Relation to Bisexuality" . Tenía en principio caracter mensual, aunque sólo aparecieron los 12 primeros números ya que en su segundo año se incorporó en otro diario menos especializado dirigido por el joven Max Marcuse.

El 21 de febrero de 1913 Bloch funda la primera sociedad de sexología, la "Arztliche Gesellschaft fur Sexualwissenschaft und Eugenik" sociedad abierta a miembros no-médicos pero con credenciales académicas.

En 1919 Hirschfeld funda en Berlín el primer instituto de sexología del mundo con una biblioteca de 20.000 volúmenes, 35.000 fotografías y una extensa colección de objetos y obras de arte. En 1921 Hirschfeld, organiza el primer congreso de sexología de la historia, un congreso de 6 días al que acuden científicos del mundo entero, divido en cuatro áreas : Endocrinología Sexual, Sexo y Leyes, Control de la Natalidad y Educación Sexual. Albert Moll, compañero y rival de Hirschfeld criticó el congreso como puramente propagandistico y cinco años más tarde organiza en Berlín el primer congreso "puramente científico" bajo el nombre de "Congreso Internacional para la Investigación Sexual". En 1933 el instituo de sexología de Hirschfeld fué saqueado por los nazis y sus documentos fueron quemados públicamente.

Terminada la Segunda Guerra Mundial la sexología experimenta un resurgimiento en Estados Unidos gracias a los esfuerzos de Alfred C. Kinsey, culminados en los denominados "informes Kinsey", "La conducta sexual en el hombre" de 1948 y "La conducta sexual en la mujer" de 1953. Kinsey significó un nuevo avance en la investigación sexual no-médica.

Ya avanzado el siglo XX, el médico ginecólogo William H. Masters y su ayudante y esposa Virginia Johnson contribuyeron definitivamente a los avances en sexología con sus estudios "Respuesta sexual humana" de 1966 y "Inadecuación sexual humana" en 1970, publicaciones que constituyen la base de la terapia sexual moderna.

Los Congresos Mundiales de Sexología de Paris (1974), Montreal (1976), Roma (1978), Mexico City (1979), Jerusalem (1981), y Washington (1983) son la continuación del trabajo empezado por Hirschfeld y Moll.

¿ QUES ES DE LA SEXOLOGIA EN LA ACTUALIDAD?


La SEXOLOGIA es una disciplina que estudia la conducta sexual humana y la estructura y  funcionamiento de los órganos sexuales.

Como muy bien definió Bloch, al abarcar aspectos biológicos, psicológicos, sociales y culturales, los estudios de sexología requieren la integración de múltiples disciplinas como la Medicina, la Biología, la Psicología, la Sociología, la Antropología, la Filosofía y la Historia, entre otras.

En la mayoría de los países la sexología no es una ciencia oficial reconocida en los ambientes académicos, por lo que su estudio y especialización lo proporcionan las diversas sociedades sexológicas establecidas en cada país, mediante programas de postgrado, cursillos, etc.
En Montreal (Canadá), la facultad de ciencias humanas de la Universidad de Quebec , es la única en el mundo que tiene una carrera con estudios oficiales de sexología. Para ejercer como sexólogo en esta provincia se requiere dicha titulación.
En Estados Unidos pueden ejercer la sexología los médicos, psiquiatras, psicólogos y antropólogos mediante estudios adicionales de especialización en sexualidad humana.
En algunos países europeos es necesario ser doctorado en medicina previamente a poder ser reconocido como sexólogo.

La sexología moderna contempla tres campos de actuación: la investigación, la educación y la sexología clínica.

La sexología clínica es la que se ocupa del tratamiento de las problemáticas sexuales tanto de origen orgánico como psicológico. Se divide por lo tanto en dos áreas : la médica y la psicológica.

El área médica trata la problemática sexual de origen orgánico, diagnosticando enfermedades y disfunciones orgánicas, efectos secundarios producidos por medicamentos, etc.

El área psicológica trata la problemática sexual de origen emocional. A través de las entrevistas con el individuo o la pareja, el sexólogo clínico o terapeuta sexual determina los síntomas y realiza los diagnósticos, prescribiendo ejercicios o prácticas específicas para cada caso particular.

Los problemas más comunmente consultados en el área psicológica son :

- Dificultades para mantener la erección
- Eyaculación precoz, retardada o ausente
- Disminución de lubricación en la mujer
- Dificultades para alcanzar el orgasmo
- Pánico a la penetración
- Pérdida de deseo
- Ausencia de sensaciones placenteras durante las actividades sexuales
- Diferencias en la pareja de los niveles de deseo
- Insatisfacción conyugal
- Diferencias respecto a las practicas deseadas por cada miembro de la pareja
- Disconformidad con la propia sexualidad
- Fantasías sexuales
- Sexo compulsivo
- Preocupaciones acerca de la propia identidad sexual
- Conductas parafílicas (pedofilia, voyerismo, exhibicionismo, fetichismo, etc)

En algunos casos tanto el deseo como la respuesta sexual, pueden estar influídos por múltiples factores psicológicos y orgánicos, por lo que el terapeuta sexual podrá requerir que la terapia sexual sea llevada a cabo de forma interdisciplinaria, con la participación médica.

Las terapias sexuales suelen trabajar con objetivos limitados por lo que muchas problemáticas pueden resolverse en períodos relativamente breves.

Antes de empezar la terapia propiamente dicha, el sexólogo clínico hace una evaluación de los problemas sexuales tal como los experiencia la persona o la pareja. Dicha evaluación se suele hacer en dos entrevistas para una persona o en cuatro para la pareja. Evidentemente en ésta etapa la comunicación y la confianza entre el paciente y el terapeuta es fundamental para el adecuado tratamiento de los problemas sexuales.
Los objetivos de dicha evaluación son :
- Identificar con precisión la naturaleza del problema (como se presenta en la vida del individuo o la pareja, como se percibe, sus origines psicológicos o fisiológicos, etc).
- Poder ofrecer una terapia adaptada al problema y a las personas que lo padecen.

Dependiendo del enfoque del sexólogo las entrevistas pueden ser muy distintas unas de otras, aunque todas se centran principalmente en conocer la vida y experiencias sexuales de la persona o pareja, a fin de comprender la dificultad sexual y encontrar la mejor solución. Algunos centran las entrevistas en el conocimiento de las experiencias conyugales, mientras que otros se centran en proporcionar ejercicios para efectuar en casa a fin de adquirir nuevos conocimientos y mejorar de esta forma la vida sexual de la pareja.

Algunos de los enfoques modernos en las terapias sexuales son :
- El enfoque cognitivo-conductual que permite identificar las creencias erróneas que sostienen las actuales dificultades sexuales y confrontarlas con las conductas adecuadas.
- El sexoánalisis enfocado a la supresión de las dificultades sexuales buscando su comprensión a través del inconsciente sexual del individuo.
- El enfoque humanístico-existencialista ayudando a las personas a comprender sus dificultades sexuales a través de la propia experiencia de su identidad como hombre o mujer.
- El enfoque sexo-corporal que entiende los problemas sexuales como relacionados con las emociones inconscientes y tensiones específicas del cuerpo. A través de ejercicios corporales y posturas se ayuda a corregir los problemas y conseguir un mayor placer y satisfacción sexual.
- El enfoque interaccional, que es a menudo el mejor para las parejas. Los problemas sexuales que aparecen durante la vida conyugal a menudo son producidos por la manera en que cada uno interactúa con su pareja.

¿QUE ORDENO LA (OMS) SOBRE LA SEXOLOGIA?

En 1973 la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de la falta de formación sobre sexualidad de personas capacitadas para ejecutar los programas educativos. Su función consistiría en facilitar información, proponer terapias, formar docentes y aconsejar donde fuera necesario. Se debería contar con su presencia en los servicios de asistencia materno-infantil, centros de planificación familiar, de salud mental y salud comunitaria. De la multitud de necesidades y demandas sociales se deriva la necesaria especialización del sexólogo como: asesor sexual, experto en pedagogía sexual, experto en terapia sexual e investigador. Como en nuestro país no hay estudios reglados de sexología, las sociedades sexológicas han ido impartiendo diversos cursos de formación.
Al año siguiente, en l974, definió que "SALUD SEXUAL es la integración de aspectos somáticos, afectivos e intelectuales del ser sexuado, de modo tal que de ella derive el enriquecimiento y el desarrollo de la persona humana, la comunicación y el amor".

Erotismo y pornografía: ¿una cuestión objetiva o subjetiva?


En ocasiones nos encontramos con personas que argumentan que les gusta el erotismo pero no la pornografía. Sin embargo, en los debates que se realizan para discutir esta cuestión y conseguir diferenciarlos, es muy difícil llegar a un consenso y a una conclusión inequívoca. Aunque a veces las apariencias engañan y, en algunos casos, existen bases para el consenso.
Interesados por este tema, en 1991, en el Instituto Espill realizamos una investigación, que llevaba el título de este post y que presentamos en el Congreso Mundial de Sexología de Amsterdam. Con este trabajo quisimos constatar hasta que punto existían coincidencias en la valoración de textos en función del grado de pornografía.
Para diseñar el estudio se tomó en cuenta el trabajo de Eysenck "Usos y abusos de la pornografía". Alianza Editorial (1979). Según este autor, la consideración del nivel de pornografía de un material escrito, depende de una serie de elementos objetivos del texto: adjetivos, sustantivos, situación descrita, etc. Siguiendo los criterios de clasificación de Eysenck analizamos fragmentos de tres obras: Las experiencias de un joven Don Juan de Guillaume Apolliner (catalogado como nivel 1: Levemente pornográfico), Sexus de Henri Miller (nivel 2: Pornográfico no obsceno) y La historia de mi vida, anónimo (nivel 3: Pornográfico obsceno).
Estos textos fueron valorados por 216 estudiantes universitarios, 112 mujeres y 104 varones. Los resultados fueron rotundos; existía coincidencia entre la valoración de textos, según los criterios de Eysenck y la valoración que hicieron los estudiantes. Además, no se dieron diferencias entre la valoración de hombres y mujeres. Lo que apunta a que sí que existe un consenso en la consideración del grado valoración de la pornografía en textos escritos por este grupo de población y por los patrones señalados por este autor.
Ciertamente el consenso tiene mucho que ver con factores culturales. El grupo que nosotros analizamos era muy homogéneo y esto contribuyó a que su juicio sobre el grado de pornografía fuera parecido. Pero está claro que si ampliamos el círculo las diferencias aumentan. De hecho, las autoridades de distintos países no se ponen de acuerdo en la valoración de películas, que en algunos lugares son censuradas por ser consideradas pornográficas y catalogadas como 'filme X', mientras que en otros, las mismas películas, reciben la aprobación bajo la categoría de 'erótica'.
Si replicáramos el estudio entre la gente que conoces, ¿crees que habría acuerdo en lo que consideran pornográfico? ¿A qué crees que se deba esta dificultad para decidir si una película es erótica o pornográfica? ¿Tienes clara esa diferencia? ¿En tu opinión, qué distingue el erotismo del porno? Según tus criterios ¿qué ejemplos podrías dar de películas de un tipo o de otro?

LA SEDUCCION


 En un agradabilísimo fin de semana en Santa Pola, coincidimos con una divertida y bonita pareja no encontramos otro adjetivo, pero ciertamente algunas parejas respiran buena onda, y éste era el caso. Cuarenta y tantos años, divorciados, compañeros de carrera que volvían a encontrarse después de muchos años y de cerrar ambos el capítulo de su anterior vida matrimonial.
Después de una bien presentada y surtida cena -nuestros amigos de Santa Pola son unos excelentes anfitriones, de los de antes, de aquellos que saben y practican el arte de recibir- en los postres, la conversación derivó hacia esta pareja y hacia cómo se habían reencontrado.
Él, más expresivo que ella, se explayó contando el mencionado encuentro. Una salida, como tantas otras, a un bar de copas con un amigo que viene de visita y encuentro casual con ella y sus amigas. Se saludan, hablan de otros tiempos... La conversación deriva en el interés de ambos por los buenos vinos y así va pasando la noche.
Él continúa viéndola como la chica guapa, populare inalcanzable de la época de la Facultad. Pero, en el momento de la despedida, se lanza y le propone ir a su casa a probar una botella de Vega Sicilia que, sabiendo su interés por el buen vino, seguro sabe apreciar. Esa noche, en torno al Vega Sicilia, se inicia la estupenda relación que ahora viven.
Esta historia nos puede servir para reflexionar sobre lo importante que puede llegar a ser disponer de la excusa, la propuesta adecuada para afianzar los encuentros y no dejar pasar la ocasión. Él decía: "Si no se me hubiera ocurrido la excusa del Vega Sicilia, no hubiera sabido cómo continuar la relación, nos hubiéramos despedido sin más. Y es una pena ver cuántas ocasiones se han podido perder por no saber consolidar las relaciones".
El tema es peliagudo, ya sabemos que cuando una relación se inicia tampoco se puede ir a saco. Si se es demasiado directo, se corre el riesgo de que la otra persona huya demasiado interés directo puede asustar. Así que la excusa perfecta, como tomar una botella de vino, oír el último CD, ver una película de culto, o hasta una colección de sellos, puede ser la invitación ideal para conocerse más. Para, centrados en esa motivación, poder desplegar todos los encantos de la seducción.
¿Te suena esta historia? ¿Alguna vez has utilizado estrategias de este tipo para seducir? ¿Conoces anécdotas sobre este tema? ¿Qué has hecho tú para retener a una cita? ¿Qué estrategias han utilizado contigo? ¿Qué propuestas recomendarías para alargar una cita? ¿Qué propuestas recomendarías para llevar a alguien a tu casa?

Satisfacción sexual


22 de octubre.- Son muchas las personas que desearían tener una vida sexual satisfactoria. Otras presumen de tenerla. Pero casi todas las personas hemos pasado por épocas en las que nuestra sexualidad nos ha ocasionado malestar y mucha confusión.
Entonces, creemos que dicha confusión se pasará, que poco a poco no sólo entenderemos nuestros impulsos, sino que además conseguiremos equilibrar todos los factores que entran en juego: deseo, oportunidades, experiencia, educación, precauciones, compromiso... En el fondo de todo esto, en realidad lo que se anhela es la satisfacción. Cada persona busca y lucha por la felicidad en distintos ámbitos de la vida, igualmente, desea la felicidad en su vida sentimental y sexual. Pretende alcanzar la satisfacción sexual, lo cual no siempre resulta fácil.
En la consulta sexológica, una de las cosas que más puede llamar la atención es el tiempo que un buen número de personas tardan en buscar ayuda adecuada para sus problemas. A menudo, cuentan que, en el fondo, tienen la esperanza de que con el transcurso del tiempo sus problemas sexuales desaparecerán, que entonces podrán disfrutar de una salud sexual y alcanzarán la plenitud. Ésta es una fantasía porque en realidad las disfunciones no suelen desaparecer si no reciben el tratamiento adecuado.
Sin embargo, lo que se conoce estrictamente como disfunciones sexuales no son las únicas causas de insatisfacción sexual. Quizás sean las más evidentes, pero existen un sinfín de cuestiones más sutiles que pueden dificultar el placer sexual. Desde aspectos relacionados con la educación y las creencias de todo tipo que pueden provocar vergüenza, culpa, incomodidad..., hasta un simple desconocimiento acerca de los procesos y las respuestas sexuales. Como si eso fuera poco, además se encuentra el lastre que puede implicar el estrés y el exceso de trabajo, las presiones y obligaciones desmedidas, así como el acelerado ritmo de vida que mucha veces llevamos.
Para cada persona puede existir una razón y casi siempre es ésta susceptible de solución. Muchas veces simplemente se requiere de un cambio de actitud. Y si se piensa que ya se está satisfecho, quizás convenga recordar que la felicidad en este caso, la satisfacción no es un estado fijo e inamovible. Más bien es algo pasajero, un instante o una serie de instantes más o menos persistentes, que se desvanecen fácilmente como una pompa de jabón que flota con suavidad. Que dure más o menos dependerá del tiempo y del esfuerzo que estemos dispuestos a invertir en el intento.
¿Consideras que en este momento estás viviendo una época de satisfacción sexual? ¿A qué se debe? ¿Hay algo que eches en falta? ¿Cuál es tu actitud con respecto a tu satisfacción sexual? ¿Cómo crees que ha cambiado con el tiempo? ¿Has realizado un esfuerzo consciente por conseguir una vida sexual satisfactoria?